Teníamos claro que: se iba a llamar Maitane

maitane

maitane

Un día lluvioso como este, hará 4 años nació nuestro gran amor. Una pechuga de 3 kilos y 60 gr, y no 3 kilos 600 gr que anunció el despistado, nervioso y emocionado padre… y más aquel día. La pechuga ya andará por los 14 kilos.

Parto concurrido, y difícil. No me acuerdo cuánto tiempo tardó la muy mimosa en salir, pero la espera fue larga. Ya cuando la vi con su madre, no cabía en mí de la alegría. Hoy sigue siendo igual de mimosa … o más.

Dos años después, nacería nuestro otro gran amor.

Posted by pbarredo

Deja un comentario